Peer Gynt de Henrik Ibsen

Peer Gynt de Henrik Ibsen

Peer Gynt es un adolescente aldeano y fantasioso que desea una vida llena de lujos y poder. Su carácter y personalidad disgusta a la gente que lo conoce, incluso a su madre Asa, la cual tiene grandes problemas para controlarlo y se indigna fácilmente con las actitudes de su hijo. Un día, Peer asiste a una boda a la cual no fue invitado y queda profundamente enamorado de una joven llamada Solveig. Ésta lo rechaza, debido a su negativa fama.

Usted tiene ojos de mujer fatal de Enrique Jardiel Poncela

Usted tiene ojos de mujer fatal de Enrique Jardiel Poncela

De Jardiel Poncela se puede decir renovó el humor en la literatura española, hasta entonces de raíz costumbrista y sentimental, muy cercano a la «astracanada» y al retruécano. De acuerdo con las vanguardias, Jardiel subió a escena la risa de hoy, con un humor más inverosímil, pleno de imaginación y sagacidad poética. Así,Usted tiene ojos de mujer fatal nos presenta a Sergio, un seductor que nunca se enamora hasta que repara en Elena, la primera mujer que rechaza sus encantos.

Un marido de ida y vuelta de Enrique Jardiel Poncela

Un marido de ida y vuelta de Enrique Jardiel Poncela

Angelina o el honor de un brigadier, primera comedia del humor genuino del autor, es también la primera muestra de las piezas que Jardiel denominó teatro sin corazón y una parodia hilarante del drama realista decimonónico. Un marido de ida y vuelta pertenece al grupo de obras escritas entre 1936 y 1943 que constituyen la cima de la producción jardielesca. En esta farsa repleta de humorismo y poesía el autor alcanza lo más genuino de su teatro de lo inverosímil y crea algunas de las escenas más logradas de nuestro teatro cómico.

Divinas palabras de Ramón Ma. Del Valle-Inclán

Divinas palabras de Ramón Ma. Del Valle-Inclán

En el ámbito de su Galicia natal, poéticamente recreada a través de la alquimia del recuerdo, sitúa Valle-Inclán Divinas palabras (1919). Escrita con plena libertad creadora, aunando una querencia medieval con las corrientes vanguardistas de la época, sobrepasa los límites del drama para ofrecer un texto de lectura imaginativa, sensorial y profunda. Una sucesión de retablos, protagonizados por seres marginados, en los que la avaricia y la lujuria desencadenan la trama: la pugna entre Marica del Reino y Mari-Gaila por la posesión de un enano lisiado que arrastran por ferias y romerías.

La cantante calva de Eugène Ionesco

La cantante calva de Eugène Ionesco

La cantante calva, estrenada en 1950, fue la primera obra dramática de Eugène Ionesco, dramaturgo y escritor francés de origen rumano, que fue uno de los principales autores del teatro del absurdo. Desde 1957, La cantante calva sube a escena ininterrumpidamente en el Théâtre de la Huchette y con un número récord de interpretaciones, se ha convertido en una de las obras más representadas de Francia, haciéndose acreedora al premio Molière d’Honneur en 1989.

Cuatro corazones con freno y marcha atrás de Enrique Jardiel Poncela

Cuatro corazones con freno y marcha atrás de Enrique Jardiel Poncela

Farsa en tres actos, estrenada en el teatro Infanta Isabel de Madrid, el día 2 de mayo de 1936. Un científico, su mejor amigo, sus respectivas esposas y el cartero que atiende a la casa, toman una poción y se vuelven inmortales, pero… ven morir a los seres queridos, ven nacer, crecer y envejecer a sus familiares, mientras ellos permanecen eternamente jóvenes, por lo que deciden irse a vivir a una isla desierta. Allí se aburren soberanamente y para poner remedio a esta situación, crean una nueva pócima que les permite ir rejuveneciendo años hasta el momento justo del nacimiento.

Nuestros hijos de Florencio Sánchez

Escrita en 1907, con un vigente ideario anarquista y revulsivo, muestra la hipocresía del núcleo familiar ante el embarazo de la hija menor. Al decir de su autor, escrita `contra la ignorancia y el prejuicio`, la versión condensa en 30 minutos y en un muy pequeño espacio, el drama de un grupo social que se disuelve.

Aonikenk de Enrique Melantoni

Aonikenk de Enrique Melantoni

Enrique Melantoni empezó a escribir desde muy chico. A los diez años ganó un concurso de poesía en la escuela. A los veinte escribía textos para publicidad y cuentos cortos para una revista. A los treinta comenzaron a publicar sus trabajos en libros escolares. También comenzó a dibujar desde muy chico, y trabajó ilustrando publicidades, libros y pósters. Además, cuando era muy joven, trabajó de carpintero. Enrique afirma que es como escribir y dibujar, porque la lengua es como un árbol.

La bruja de Enrique Melantoni

Un atardecer estábamos recorriendo el Municipio de Tolima cuando vimos a la mujer. Tendría unos setenta años, mal llevados, pero todavía se la veía activa. Estaba murmurando al oído de una muchacha muy hermosa algo que escuchamos al pasar por su lado: ?… y si ves que dejaron sobre algún mueble una camisa con una manga dada vuelta, no te le acerques. En ese estado, es probable que te quedes hasta el amanecer volviendo la prenda una y otra vez. Es un truco estúpido, pero nosotras siempre caemos…? 

Como mejor están las rubias es con patatas de Enrique Jardiel Poncela

La buena de Albertina vive con su segundo marido, Bernardo, un pánfilo que se dedica a pintar “flores, frutas y pájaros”. Pero he aquí que una noticia viene a perturbar la paz: el primer marido, Ulises Marabú, célebre antropólogo que se dio por muerto en África quince años atrás, ha sido encontrado con vida y se disponen a traerlo de vuelta a España. En consecuencia, el matrimonio de Albertina y Bernardo no es válido.