¿Quién mató a los Robins? de Thomas Chastain

Se trata de un libro de suspense cargado de asesinatos donde la familia Robins iba decreciendo de forma preocupante. La particularidad era que cada capítulo se planteaba como un juego frente al lector, pues siempre aparecía un cadáver (uno de los pobres integrantes de la familia Robins) y el lector debía de intentar desentramar al final de cada relato todas las incógnitas: el nombre del asesino, el lugar del homicidio, el modo, el cuándo y el por qué. Las soluciones venían todas al final del libro.