Donde fuimos invencibles de María Oruña

El verano está terminando y la teniente Valentina Redondo está contando los días para irse de vacaciones. Sin embargo, sucede algo insólito en el centro mismo del pueblo costero de Suances: el jardinero de un antiguo palacio aparece muerto en el parterre de la enigmática propiedad. Todo apunta a un deceso natural, pero parece que alguien ha tocado el cadáver, y además el dueño del palacio asegura percibir presencias inexplicables en el viejo inmueble. Carlos Green es el joven y rico heredero del palacio del Amo.

Un lugar a donde ir de María Oruña

Después del éxito de Puerto escondido, vuelve una de las voces del noir más reveladoras de los últimos tiempos. Una intriga donde se mezcla la investigación criminal con la vida íntima y familiar. Han transcurrido varios meses desde que Suances, un pequeño pueblo de la costa cántabra, fuese testigo de diversos asesinatos que sacudieron a sus habitantes. Sin embargo, cuando ya todo parecía haber vuelto a la normalidad, aparece el cadáver de una joven en La Mota de Trespalacios, que es el lugar donde se encuentran las ruinas de una inusual construcción medieval.

Puerto escondido de María Oruña

Oliver, un joven londinense con una peculiar situación familiar y una triste pérdida, hereda una casona colonial, Villa Marina, a pie de playa en el pueblecito costero de Suances, en Cantabria. En las obras de remodelación se descubre en el sótano el cadáver emparedado de un bebé, al que acompaña un objeto que resulta completamente anacrónico. Tras este descubrimiento comienzan a sucederse, de forma vertiginosa, diversos asesinatos en la zona (Suances, Santillana del Mar, Santander, Comillas).