300 días en Afganistán de atalia Aguirre Zimerman

“En abril de 2003 llegó a la redacción de El Malpensante en Bogotá un manuscrito de unas cien hojas.” Así empieza, con el prólogo del editor colombiano Andrés Hoyos, esta apasionante crónica compuesta por una compilación de los correos electrónicos que atalia Aguirre Zimerman, ginecóloga enviada por Médicos Sin Fronteras a Afganistán desde septiembre de 2002 a julio de 2003, escribió a sis parientes y amigos durante su estancia de casi 300 días en ese país