Siempre la dama de honor de Lindsey Kelk

A TODO EL MUNDO LE ENCANTA SER DAMA DE HONOR. Excepto a Maddie, a la que siempre le están pidiendo que lo sea. A TODO EL MUNDO LE ENCANTAN LAS BODAS. Excepto a la mejor amiga de Maddie, que se está divorciando. A TODO EL MUNDO LE ENCANTA QUE MADDIE SEA CAPAZ DE SER FELIZ PERMANECIEDO EN UN SEGUNDO PLANO. Excepto a la propia Maddie. Una de las mejores amigas de Maddie está en la cuenta atrás de su boda mientras la otra se encuentra en la recta final de su matrimonio.