Zafiro de Kerstin Gier

Todo había empezado con aquel beso.Gideon de Villiers me había besado a mí: Gwendolyn Sheperd.aturalmente, debería haberme preguntado por qué se le habría ocurrido aquella idea de una forma tan repentina y en unas circunstancias tan extrañas escondidos en un confesionario y todavía sin aliento tras una persecución de película por medio Londres. Pero el hecho era que en aquel momento yo no pensaba absolutamente en nada, aparte quizá de que no quería que el beso acabara nunca

Rubí de Kerstin Gier

Cruza las fronteras del tiempo y encuentra el verdadero amor. Como cualquier otro día, regresé pronto a casa al salir del instituto. Mi tía se había quedado sin sus dulces favoritos y me ofrecí para ir a la tienda a comprar más, pero de camino empecé a sentir algo muy extraño: las piernas me temblaban y tuve una sensación rara en el estómago. De repente, la calle desapareció ante mis ojos. Poco después reapareció , pero muchas cosas eran diferentes. Había vuelto al pasado .Me llamo Gwen y soy la última viajera en el tiempo.Así empieza la aventura de mi vida

Esmeralda de Kerstin Gier

Esmeralda de Kerstin Gier

Cruza las fronteras del tiempo y encuentra el verdadero amor«¿opodríamos seguir siendo amigos?»Seguro que muere un hada cada vez que en algún lugar del mundo se pronuncia esta pregunta. Pero el perfectísimo Gideon de Villiers a quien Xemerius prefiere llamar «el innombrable» no tiene suficiente sensibilidad ni para pensar en las hadas ni para dejar de pisotear mi corazoncito. Si no fuera porque cuando le miro se me corta la respiración y me tiemblan las piernas, le hubiese soltado un bofetón que le habría mandado directo al siglo XIX sin necesidad de cronógrafo