Knowing his secret de K. C. Falls

Él parecía ser el tipo de hombre que incluso mi madre llamaría ardiente. Eventualmente, lo hizo. Lucía como la clase de hombre que no sólo rompía las reglas, sino que hacía otras propias. Lideraba y era seguido… o salías de su camino. ¿Por qué un millonario con una voz de seda líquida y un rostro de ángel malvado le daría una segunda mirada a una chica con pantalones corrientes, con un cNorte de cabello de quince dólares y un coche desvencijado que ella llamaba “Eep” porque la J se cayó hace mucho tiempo