Hay quien prefiere las ortigas de Jun’ichirô Tanizaki

Hay quien prefiere las ortigas de Jun’ichirô Tanizaki

Hay quien prefiere las ortigas, uno de los grandes clásicos de la narrativa contemporánea, es a la vez que el reflejo de un conflicto cultural, una especie de confesión autobiográfica, ya que la situación que describe —el naufragio de un matrimonio entre dos personas que han dejado de interesarse físicamente, pero que se respetan y estiman demasiado para decidirse a romper y a vivir cada una su vida— parece ser trasunto de un episodio central de la historia del autor, quien en 1930 se divorció amistosamente, tras largas vacilaciones, de su primera esposa

Tatuaje de Jun’ichirô Tanizaki

Tatuaje de Jun’ichirô Tanizaki

Seikichi, un joven tatuador japonés, destacaba entre todos los demás por la perfección y delicadeza de sus voluptuosos dibujos excéntricos y sensuales. Sólo las pieles y cuerpos más atractivos tenían acceso a sus agujas, auténticos aguijones expertos en transformar el dolor en arte, de tal manera que cuanto mayor era el sufrimiento infringido mejor resultaba el tatuaje. El sadismo de Seikichi, el turbio placer que sentía provocando el sacrificio de sus clientes, no restaba un ápice a su fama, pero él perseguía la perfección y una obra maestra exigía un lienzo perfecto

Ginko. La primera doctora de Jun’ichirô Tanizaki

Una apasionante Novela sobre la epopeya de la primera mujer médico en Japón. Ginko Ogino parece destinada a una vida convencional, dominada por la sociedad machista del Japón del siglo XIX. Pero cuando su marido le contagia gonorrea, una enfermedad considerada incurable, se divorcia y es marginada por su propia familia. Incapaz de soportar la humillación de ser examinada por un hombre, decide convertirse en médico. ¿Será capaz de superar los prejuicios de un país y una época incapaz de aceptar que una mujer se convierta en doctora?

El elogio de la sombra de Jun’ichirô Tanizaki

En Occidente, el más poderoso aliado de la belleza fue siempre la luz; en la estética tradicional japonesa lo esencial está en captar el enigma de la sombra. Lo bello no es una sustancia en sí sino un juego de claroscuros producido por la yuxtaposición de las diferentes sustancias que va formando el juego sutil de las modulaciones de la sombra. Lo mismo que una piedra fosforescente en la oscuridad pierde toda su fascinante sensación de joya preciosa si fuera expuesta a plena luz, la belleza pierde toda su existencia si se suprimen los efectos de la sombra

Enredadera de Yoshino de Jun’ichirô Tanizaki

Enredadera de Yoshino es una excelente muestra del género narrativo japonés «ensayo Novela», fruto de una serie de experimentos estilísticos llevados a cabo por Tanizaki a principios de la década de los años treinta, con el fin de «encontrar la forma que comunicara una mayor impresión de realidad». Un joven japonés llamado Tsumura emprende, en compañía del autor, un viaje por la histórica región de Yoshino, en busca de sus raíces humanas