La mujer que tenía los pies feos de Jordi Soler

“La fuerza que generan dos en una relación debe distribuirse: o se reparte, o uno la cede y el otro se la queda toda.” Un productor cinematográfico sacrifica sus vicios, sus aficiones, su mascota, sus amistades y su variada y gratificante vida sexual cuando conoce a Varsovia, la mujer de pies feos a quien siente una inmediata necesidad de atarse de por vida. Siempre se consideró un tigre, pero se da cuenta de que se ha convertido en gato doméstico. Jordi Soler narra, con gran sentido del humor y una ácida visión satírica