Las hijas de la sal de Joaquín Borrell

Víctor Val-Gilbert, heredero de una familia de terratenientes en el pueblo valenciano de Benimarells, fue dado por desaparecido en el desastre de Annual. Allí mató al hijo de un jeque, que lo ha retenido como prisionero durante veinte años en el desierto. Cuando regrese en 1943 con la voluntad de reincorporarse a la vida del pueblo en plenas secuelas de la Guerra Civil Española, cuyos antecedentes y circunstancias ignora totalmente, encontrará, para empezar, que las tres hijas de Soledad, su amor de juventud, tienen la edad de la madre cuando él partió.