El cautivo de Jesús Sánchez Adalid

Monroy de Villalobos es un joven noble del siglo XVI que crece entre las fantasías que en él despiertan los relatos de caballerías y su deseo de formar parte de las huestes del rey. Por obediencia al codicilo del testamento paterno, irá a servir como paje al legendario castillo de Belvís, un señorío de la familia, con el fin de hacerse caballero a la antigua usanza. Servirá a Carlos V. Más tarde, con la armada de Felipe II, se embarcará en una de las empresas guerreras más catastróficas, el llamado «desastre de los Gelves».

Y de repente, Teresa de Jesús Sánchez Adalid

La Inquisición contra Teresa de Jesús. Un proceso oculto durante siglos que por fin sale a la luz. Durante el reinado de Felipe II, la Inquisición se lanza con denuedo y auténtica obsesión a controlar la sociedad española. Nadie está libre de sospecha. Don Rodrigo de Castro es un inquisidor implacable, ambicioso y cauto, que se ha consagrado concienzudamente a realizar pesquisas sobre aquellas mujeres que caen en éxtasis o tienen visiones y misteriosas revelaciones, por si fueran adeptas a la secta mística que tanto preocupa al Santo Oficio.