En el tiempo de las hogueras de Jeanne Kalogridis

En el tiempo de las hogueras de Jeanne Kalogridis

En Francia, en el siglo XIV, reinan la peste, las plagas y la Inquisición. De brujas y santas son catalogadas las mujeres que obedecen al Demonio ó a Dios respectivamente. En Carcasonne, la abadesa Marie Françoise está a punto de ser ajusticiada, acusada de brujería. Pero, al desgranar su confesión, el monje escriba queda profundamente impresionado por su relato mágico que, lejos de condenar a esta mujer, la convierte en santa.

El señor de los vampiros de Jeanne Kalogridis

AL FI LLEGA LA ÚLTIMA PARTE DE LA TRILOGÍA DE LOS ‘DIARIOS DE LA FAMILIA DRÁCULA’, EL ÉXITO DE JEAE KALOGRIDIS Jeanne Kalogridis es autora de bestsellers como En el tiempo de las hogueras o El secreto de Mona Lisa. El señor de los vampiros es el último libro de su aclamada trilogía vampírica, para la que se ha documenta do minuciosamente y que ha sido todo un éxito. Durante medio siglo, una hermosa mujer ha sido prisionera de la crueldad de un hombre

Pacto con el vampiro de Jeanne Kalogridis

Sobre un montículo cubierto de hierba en los Cárpatos, un joven recién llegado de Londres se encuentra junto al panteón familiar. Lo que ve es una profanación indescriptible, un crimen contra su padre y la familia Dracul. Un periodista inglés desaparece en un antiguo castillo; mientras, una joven aguarda el ilícito abrazo d e su tío abuelo, el príncipe Vlad. En una tierra de supersticiones y fe se ha mantenido un pacto maligno durante años

Hijos del Vampiro de Jeanne Kalogridis

Bajo las titilantes lámparas de gas de Viena, un hombre observa mientras su hermana, con una belleza de porcelana, toma a dos amantes a la vez para después volcar su pasión en el más prohibido acto de… En las calles de Ámsterdam, a un joven, el amante secreto de su propia cuñada, lo meten precipitadamente en un carruaje para emprender un largo viaje hacia las tinieblas durante el cual se reunirá con su padre… Hay una familia condenada a una vieja maldición, generaciones enfrentadas las unas a las otras, tabúes rotos, y sangre de primogénitos que se bebe de un cáliz de plata