De la pobreza al éxito de James Allen

En ocasiones el alma siente que ha encontrado una paz y una felicidad convincente practicando alguna religión, adoptando una filosofía o persiguiendo un ideal artístico o intelectual. Pero siempre una avasallante inquietud viene a mostrar que aquella religión no es la adecuada o es insuficiente; que aquella filosofía teórica resulta un apoyo inútil; o aquel ideal que el creyente construyó durante muchos años, cae destrozado a sus pies en un instante. ¿o existe una manera de escapar de la pena y del dolor?