Hombre lascivo y sin linaje de Ihara Saikaku

A partir del año 1600, con la implantación del shogunato, el Japón acabó con cuatro siglos de predominio de los samurais y de terribles luchas feudales. Comienza entonces un largo período de estabilidad y desarrollo social en el que florece una burguesía urbana de carácter comercial que favorece entre otras actividades, el cultivo de las artes. La introducción de la imprenta permite la difusión de la literatura entre las masas urbanas, y el acceso a la cultura de cuevas capas sociales da origen a concepciones y puntos de vista también nuevos entre escritores y lectores