Tag Archives: Colección Super Ficción

Amanecer de Octavia E. Butler

Cuando Lilith Iyapo despertó ya no estaba en la Tierra. Porque la Tierra estaba muerta, y Lilith, temía, estaba viva. Pero los terrores que atormentaban su pasado no eran nada comparados con el futuro que sus salvadores alienígenas habían elegido para ella. Los oankali, comerciantes genéticos que manipulaban el ADN como el hombre había moldeado en sus tiempos el metal, exigían su precio por el rescate de la humanidad. Y su precio era la única herencia que la especie humana tenía por ofrecer: ¡los oankali querían a cambio la propia humanidad!

Lo mejor de Isaac Asimov Science Fiction Magazine

El fin de la vida tal y como la conocemos, por Lucius Shepard. La gran revelación de la nueva ciencia ficción norteamericana con un relato sobre una pareja para la que nada puede volver a ser como antes. El apaciguador, por Gardner Dozois. Un buen día, las aguas empezaron a crecer… La historia de un niño que se sentía responsable de la catástrofe. Premio Nébula 1983. Servicio de vigilancia, por Connie Willis. Como trabajo de fin de carrera fue enviado al bombardeo de Londres entre el grupo de voluntarios para la prevención de incendios. Premios Nébula 1982 y Hugo 1983.

Tropas del espacio de Robert A. Heinlein

La Tierra, siglo XXIII: Johnnie Rico acaba de cumplir los dieciocho, y por fin se puede alistar en el Ejército para cumplir con el servicio de dos años, tras el cuál se convertirá en un ciudadano con derecho al voto. A instancias de un amigo, Rico se alista en la infantería móvil. Tras un duro periodo de instrucción en el campamento Arthur Currie, bajo las órdenes del sargento Zim, Rico se convirtió en un soldado cualificado. Mientras tanto, una especie alienígena con aspecto de insecto gigante ataca la Tierra con una violencia inusitada.

Los tres estigmas de Palmer Eldritch de Philip K. Dick

En un futuro no muy lejano, lo único que hace soportable la vida a los seres humanos son las drogas. Obligados a huir de un planeta Tierra casi inhabitable, los colonos de Marte viven bajo el dominio de Leo Bulero, propietario de Equipos P. P., la compañía que fabrica las miniaturas y administra el alucinógeno ilegal (Can-D i) que les permite evadirse trasladándolos a universos y cuerpos de muñecos tipo Barbie. El monopolio de Bulero se ve seriamente amenazado cuando Palmer Eldritch regresa de un largo viaje trayendo consigo una droga nueva y legal (Chew-Zi) que anuncia bajo el lema «Dios promete la vida eterna. osotros la proporcionamos»