Tag Archives: Colección el ojo sin párpado

Cuentos de fantasmas de Montague Rhodes James

Lovecraft incidió en la teoría de M. R. James según la cual «un cuento de fantasmas debe tener un marco que resulte familiar en la época moderna para acercarse lo más posible a la esfera empírica del lector. Sus fenómenos espectrales, además, deben ser malévolos más que beneficiosos, ya que la emoción que hay que suscitar ante todo es el miedo. Como gran novedad en el género, pues, los fantasmas de James resultan perfectamente contemporáneos al lector burgués de su época.

La colina de los sueños de Arthur Machen

os enfrentamos aquí con un libro escrito en un lenguaje cuyas imágenes —unas veces recurrentes «como en una sinfonía», otras aparentemente inconexas, pero dotadas de misteriosas correspondencias en el plano sensible y en el de la pura idea— aspiran a sugerir de manera sutil algo que el lector debe adivinar. Porque, como los viejos textos esotéricos, La colina de los sueños tiene más de una lectura

Los hombres – lobo de AA.VV.

Las leyendas y relatos que existen sobre los hombres-lobo se remontan hasta la Antigüedad clásica y cuentan en Europa con una larga tradición, que recoge historias tanto de hombres que siendo mordidos por lobos se transforman en éstos, como de niños que criados por lobos apartados de cualquier relación humana se comportan como tales, o casos de hombres cuyo profundo contacto con la naturaleza los ha llevado a una manifestación de su ser más primitivo o animal

Vampiros de AA.VV.

La figura del vampiro pertenece al imaginario universal, casi como un arquetipo junguiano que esté vinculado al ser humano desde el principio de nuestra existencia. Ésta es una de las más completas antologías sobre vampiros que se haya realizado y publicado en español, reuniendo en un sólo libro, y con un vehemente prólogo/epílogo de Jacobo Siruela

Otra vuelta de tuerca de Henry James

uestra librera Mercedes Viñas (Librería de Gandía C.C. La Vital) recomienda Otra vuelta de tuerca: “Perturbadora, intrigante,y a veces asfixiante es la atmósfera de esta Novela de terror psicológico que solo recomendamos leer si no va a dormir solo. Magistral e inquietante historia propia de la gran narrativa del XIX”. ¿Qué puede hacer una institutriz, sola en un aislado caserÛn, para proteger a sus dos pupilos del lento acoso de los fantasmas? os hallamos ante uno de los mejores argumentos de la literatura moderna

Cuentos de Arthur Machen

«Machen será siempre recordado por sus relatos de lo sobrenatural, género en el que pocos le superan. A su literatura aportó unas calificaciones poco usuales. Su infancia en una parroquia rural le dio la oportunidad de estudiar personalmente las costumbres y tradiciones locales. Sus primeros años, también solitarios, de Londres, donde intentó ganarse el sustento catalogando libros raros sobre ocultismo o traduciendo literatura medieval, le proporcionaron el fondo literario de sus temas»

Un fragmento de vida de Arthur Machen

La obra narrativa del escritor galés Arthur Machen (1863-1947) gira en torno a la sensación de que bajo las apariencias de las cosas late un poderoso e inmenso mundo invisible. Si en sus cuentos de horror sobrenatural nos adentra magistralmente en un mundo cotidiano amenazado por fuerzas insospechadas y maléficas, la cualidad fantástica de Un fragmento de vida, publicado por primera vez en 1906 y olvidado después, gravita en torno al paulatino y prodigioso cambio de conciencia del protagonista y su nueva percepción del mundo circundante

La perla y otros cuentos de Yukio Mishima

Yukio Mishima, reconocido como uno de los más importantes novelistas y dramaturgos japoneses, fue también aclamado como maestro del cuento. Las diez historias que integran este volumen recogen una gran variedad de temas, que van desde el nimio incidente que trastocará las plácidas relaciones de un grupo de amigas, en « La perla», hasta la cruenta y ritual ceremonia del hara-kiri, a la que el mismo Mishima se sometería años después, o la compleja psicología de uno de los actores que en el teatro Kabuki representa los papeles femeninos