La mano izquierda de Dios de Paul Hoffman

By | Agosto 25, 2017
Calificación:
Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

La mano izquierda de Dios de Paul Hoffman«Escuchad: el Santuario de los Redentores en Peña Shotover se llama así por una cochina mentira, pues por allí redención hay poca, y santuario aún menos».

El Santuario de los Redentores es un lugar enorme y desolado, un lugar sin alegría ni esperanza. La mayoría de los muchachos que lo habitan entraron en él siendo sólo unos niños y han crecido sometidos al régimen brutal de los redentores que utilizan su violencia y su crueldad para obligarles a servir a la única fe verdadera.

En uno de los pasillos que se abren en medio de los desolados vericuetos del santuario, hay un niño. Debe de tener unos catorce o quince años. Hace mucho tiempo que olvidó cuál era su verdadero nombre. Ahora todo el mundo le llama Thomas Cale. Es un muchacho extraño y misterioso, encantador pero malicioso y tremendamente violento. Está tan acostumbrado a la crueldad que parece inmune a ella.

Sin embargo, muy pronto abrirá la puerta equivocada en el momento equivocado y, tras ella, descubrirá la belleza más sublime y la verdad más despiadada. Su única opción es huir, pero ¿podrá Cale burlar la vigilancia de los redentores y abandonar el Santuario? ¿Logrará escalar sus muros impenetrables, atravesar las inhóspitas tierras del Malpaís y llegar a la mítica ciudad de Menfis, gobernada por los Materazzi? Más aún, de lograrlo, ¿podrá escapar a los tentáculos de los redentores?

Porque los redentores no quieren dejar escapar a Cale a ningún precio… no por el secreto que ha descubierto, sino por uno mucho más aterrador que posee sin saberlo.

Fuente: casadellibro.com

7068

Información del libro:

Autor Paul Hoffman.
Año 2010.
Categoría Aventura, Fantástico, Novela.
Formato PDF EPUB.
Serie de Libros Trilogía la mano izquierda de Dios 1.

Descargar La mano izquierda de Dios de Paul Hoffman:

Formato Opción Servidor 1 Opción Servidor 2
PDF Bajafiles   Mundofile
EPUB Bajafiles   Mundofile

Deja un comentario